Una triste boda (Cristian Gramajo)

La novia camina hacia el altar,
Un joven la espera con felicidad,
Se respira la alegría en la iglesia,
Que no se escucha la lluvia recia,
No se ve la noche y su oscuridad,
Hasta el abuelo creo que podría saltar.

Marca el reloj las ocho y cuarenta y dos,
Mi corazón palpita al pensar solamente en vos,
Y lloró en silencio al ver cumplirse esa boda,
Que en mi vida hizo estragos y desacomoda,

Todos los sueños que planeamos juntos una vez,
Los viajes, las sonrisas que un día te prometí,
Ahora veo como en la agonía de esta noche,
En una esquina recordando aquel reproche,
De aquella tarde de verano en que te perdí,
Por mis malditos celos e insensatez.

En la boda, dos seres felices, mientras uno llora,
Una fiesta que se realiza en el luto de otra persona,
Mi vida después de esta noche nada la mejora,
Ahora es el momento en que el silencio me aprisiona.

En la boda, se unen dos almas en una vida,
Se celebra el surgir de una nueva familia,
Y hasta que la muerte los separe,
Quisiera que esta pesadilla ya pare,
Mientras permanezco llorando en vigilia,
Cada lagrima que a ti ya no te olvida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s